lunes, 26 de junio de 2017

TU MANO DERECHA NUNCA TE DARÁ UN PUÑETAZO

Por fiiiiiiin es lunes. (סוף סוף זה יום שני)
                          
Es evidente que nos complicamos la vida en exceso. Damos más importancia a lo que otros piensan de nuestros temas que la que nosotros mismos le damos. Nos dejamos influenciar en exceso por comentarios, modas o tendencias. En muchas ocasiones nuestros criterio no se puro cien por cien, sino que está muy sesgado y condicionado.
Y si estamos sesgados o condicionados es complicado que alguien confié en nosotros. Y cuando hablo de confianza me refiero a confianza profesional. ¿A quien le dejarías todo lo tuyo, especialmente todo los más importantes, con los ojos cerrados?... complicado eh?.
Si te viene alguien a la mente rápidamente es porque confías plenamente en esa persona. Esa es tu “mano derecha”.
Mucho de las personas que tienen importantes responsabilidades confían, delegan, ceden parte de su responsabilidad en su “mano derecha”, personas de máxima confianza. Hay que entender que esas confianza no surge de un día para otro. Tampoco se puede comprar. Es algo que nace y que hay que estar cultivando durante mucho tiempo. Es bidireccional. Uno confía en alguien porque resulta de confianza. Nosotros proyectamos confianza siendo honestos, íntegros, sinceros y lo más importante: coherentes, es decir, decir y hacer lo mismo que se piensa (aquí quedarían excluidos de facto los políticos … jajajaja).

Y ¿cómo reconocer a tu mano derecha? Un buen comienzo es hacer como Mark Zuckerberg (creador junto con otros de Facebook) que solo contrata a gente para su equipo, aquellos con los que él le gustaría trabajar. Es bueno. Sí tu quieres trabajar con alguien es porque esa persona representa algo interesante para ti. De ahí a confiar en ellos es otra historia, pero es un buen comienzo.

Ser la mano derecha de otra persona por el contrario requiere altas dotes de humildad, para por lo habitual, estar en un segundo plano por debajo de los verdaderos “protagonista” o responsables. Grades dotes de empatía (saber ponerse en el lugar del otro) y coherencia, decir y hacer siempre lo mismo. Sincero, valiente. De pensamiento flexible y cierta abnegación. Y lo más importante lealtad. Eso es una persona de confianza plena porque tu mano derecha nunca te dará un puñetazo.
Nadie puede llegar lejos si no tiene a lado un apoyo (un cura, un coach, un colaborador, un asistente, o un director general competente si eres el dueño de la empresa, o una mano derecha). Sí lo encuentras el triunfo está asegurado.

Todos lo necesitamos. Todos podemos serlo de alguien. Solo hay que entender cuál es tu sitio.

Genial Por fin es lunes. Ambidiestro total. Con dos manos derecha.

OP


lunes, 19 de junio de 2017

EXCELENCIA ES CUESTIÓN DE AMOR


Por fiiiiiiin es lunes. (karshe shi ne Litinin)

Siempre me he preguntado qué es lo que tengo que hacer para ser bueno, o ser mejor, o hacerlo mejor.
Para empezar debo entender qué es bueno, qué es malo y dónde está la medida. Quizás mi grado de autoexigencia sea muy bajo para algunos o muy alto para otros.

No se trata de ser el mejor pero si de hacer las cosas de forma óptima para ti, y para el resto de gente. El objetivo es buscar la perfección, aunque eso no existe, y si existe es muy feo, por eso hablamos de excelencia.
La excelencia no es otra cosa que, como dice su propia definición, superior calidad o bondad que hace digno de singular aprecio y estimación algo, la búsqueda de algo singular que es apreciado por todos y por uno mismo en primer lugar.
Cuando buscamos la excelencia, hacemos las cosas bien sin ninguna excusa, sin dejar nada a medias y saliendo de la mediocridad.

Buscar la excelencia es un reto personal con uno mimo que nos impulsa a ser mejor cada día. No se trata de competir con otros, si de competir con nosotros mismos para superarnos. Proponernos un reto que nos ayude a crecer y a llegar más lejos.
Y hay un pequeño secreto para conseguirlo: solo conseguimos la excelencia cuando amamos lo que hacemos. La pasión por algo hace que movamos montañas. Nos motiva, nos da ánimo y fuerza para, no solo alcanzar aquello que deseamos, si no también para que mejoramos.
Por lo tanto la excelencia es cuestión de amor.
 
 Plato de Rape chifa con glaze express. Diverxo.

Genial. Por fin es lunes. Excelente. Ama lo que haces.

OP


lunes, 12 de junio de 2017

UNA CAPTURA


Por fiiiiiiin es lunes. (τελικά είναι η Δευτέρα)

Ahora es mejor porque podemos vernos la cara.
Sí, es verdad. Hace unos años esto era casi impensable pero ahora todo el mundo prefiere verte la cara.
Y es que ha llegado un momento en nuestra vida en que la inmediatez, estar en tiempo real, es una (valga la redundancia) una realidad para todos.
Solo necesitas un pequeño terminar de teléfono smartphone y una conexión a internet. Algo accesible a la mayoría de la gente.
Y es que ese pequeño terminal se ha convertido como en un cordón umbilical inalámbrico que te permite estar cerca de quien quieras.  

Y esto nos ha vuelto un poco exhibicionistas o un poco voyeur,  dependiendo de la ocasión nos gusta hacer saber lo que estamos haciendo en cada momento, o cuando nos aburrimos nos ponemos a cotillear en la vida de los demás.

Y es que es tan maravilloso que nos permite estar en un sitio, sin estar. Ver, escuchar, un momento, un lugar si tenemos a alguien retransmitiendo (porque se dice así aunque ahora todo el mundo dice: un directo) desde otro lugar para nosotros.
Hace unos años ibas con tu cámara de fotos, después había revelar el carrete, que en el mejor de los casos era de 36 exposiciones, y después imprimir para poder disfrutar de esas maravillosas o no, fotos que habías hecho.

Ahora puedes ver lo que está haciendo tu familia o tus amigos en la playa o en cualquier sitio a través del teléfono. Bien en un directo, bien a través de una captura (un foto) mandada a través de wassap.
Y ¿esto nos ha unido mas? Pues la verdad es que, es indudable que nos comunicamos mejor, pero no ha mejorado en nada nuestras relaciones. Quizás lo contrario. Ahora podemos tener una reunión de amigos, o quedar con alguien sin salir de casa. Un pena.
 Genial. Por fin es lunes. Techie total.

OP


lunes, 5 de junio de 2017

VIVES, SOBREVIVES


Por fiiiiiiin es lunes. (საბოლოოდ ეს არის ორშაბათს)

Suele ser un problema de asertividad, es decir, defender tu opinión con firmeza.
Somos blandos... a veces muy blandos, quizás demasiado, pero no podemos evitarlo.

Quizás no te necesito para vivir pero quiero hacerlo y eso es el comienzo, porque adaptarse a otra persona implica ciertos sacrificios pero no siempre son de nuestro agrado y cuando llevas un tiempo en convivencia, o sea prácticamente todos, empiezas a notar que hay cosillas que chirrían como los frenos gastados de un coche.

Se que estudié esto, y llevo haciendo toda la vida lo mismo. Por eso ya me aburro. Es comer todos los días lo mismo: cansa.
Y los amigos envejecen y cambian, y yo también y ahora ya no es lo mismo. Sí, es parecido y se mantiene la esencia de la amistad pero… ya no es lo mismo. Antes hacíamos miles de cosas divertidas, ahora pensamos en miles de cosas pero como tienen que cuadrar a todos, incluidas parejas, hijos y allegados pues … al final hacemos poco.

Y así, pensándolo cada día que pasa, pero la cosa se va torciendo y dejo de estar a gusto conmigo mismo. Ya no me atrevo ni a mencionar que quiero estar una semana solo pensando en mi, y en mis cosas, porque parece que me he vuelto loco.
Y llega un momento que parece que más que no vives, sobrevives cada día que pasa.

Pero encuentras una motivación y te agarras como a un clavo ardiendo sabiendo que puede doler pero que te puede salvar la vida, porque lo que buscas es seguir viviendo cada día. Y vivir es hacer lo que uno quiere dejando un poco de lado a los demás, pero solo un poco, sin olvidarnos de ellos porque al final tampoco queremos estar solos siempre.

Y esa forma de entender que todo cambia, nosotros también y que para tener chispa no se puede hacer siempre lo mismo porque al final te aburres ¿y si algo no te gusta? Pues no lo hagas. Eso es ser asertivo, defender tu opinión, tu criterio, tus ilusiones por encima de lo que los demás piensen. Es tu vida. Y si hay que decir que no pues se dice que no pero si no hay más remedio que hacerlo, pues haz que sea diferente.

¿Quién dijo no puedes? Si lo buscar siempre está tu hueco.
Genial. Por fin es lunes. Con toda la semana por delante para hacer miles de cosas.

OP


lunes, 29 de mayo de 2017

ESO QUE LOS ANIMALES NO TIENEN


Por fiiiiiiin es lunes. (yn olaf, mae'n Dydd Llun)

Es un pecado capital y, aunque no seas muy creyente, todo el mundo sabe que no es correcto.
Ese irrefrenable sentimiento que nos llena de vacío, rabia, mal humor y en muchos casos frustración.
De acuerdo todo en la visa es susceptible de mejorar, pero lo que la mayoría de las veces olvidamos es que también puede empeorar. En la escala de valores donde te sitúas piensa que siempre, inevitablemente vamos a estar en el medio. ¿Por qué? Pues porque entre millones de personas que hay en planeta siempre hay gente de todos los tipos y todos los estilos.
Nos morimos de envidia.  Pero la envidia no es tan mala.
La envidia es un sentimiento que excita nuestra motivación porque deseamos conseguir aquello que no tenemos medios para alcanzarlos, y si por el contrario tenemos seguro de que podemos conseguirlo ya no nos interesa.

Está comprobado que la envidia existe dentro de nosotros porque mediante resonancias magnéticas se ha descubierto que nuestro córtex del cíngulo anterior se activa y se elevaba nuestro ritmo cardiaco y la presión sanguínea ante la emoción de ver que otros habían conseguidos logros. Vamos que es normal que a veces nos sintamos envidiosillos.

Pero es importante entender que muchos de los grandes avances y grandes logros, y magnas obras en todos tipos de áreas y durante todos los tiempos nacieron de nuestra envidia: Quevedo y Góngora, Lamborghini y Ferrari, Miguel Ángel y Leonardo da Vinci, aunque en este caso estaríamos hablando de envidia sana porque cuando el mismo sentimiento desemboca en un odio y ganas de que nuestro competidor fracase, eso es la envidia mala. Lo que siempre llamamos envidia cochina.

El filósofo Francis Bacon dijo: "La envidia siempre surge con la comparación de uno mismo; si no hay comparación, no hay resquemor".
Y ese resquemor es lo que no tienen los animales por eso la envidia es eso que los animales no tienen.

Valorarse a uno mismo en su justa medida, poniendo de relevancia mis virtudes por encima de mis áreas de mejoras (nadie es perfecto, ni siquiera los que lo parecen), mírate hacia dentro de ti mismo y descubre todo el potencial que tienes y si tienes que compararte que sea de igual a igual.
Genial. Por fin es lunes. Un nuevo lunes, que envidia.

OP


lunes, 22 de mayo de 2017

DIÁLOGO INCLUYENTE


Por fiiiiiiin es lunes. (finalmente é luns)


Hace tiempo que lo llevo pensando. Empiezo a estar un poco cansado de tener que salir cada fin de semana. No se si es tedio de hacer siempre lo mismo pero el caso es que ya no me apetece como antes. ¿ Y por que parce tan raro? ¿o no?. Ese es la cuestión, según se mire y tu propia experiencia, puede parecer una cosa y otra, al mismo tiempo.

Resulta que hace tiempo aprendí a, no solo escuchar, si no entender los demás puntos de vista antes de hacer cualquier juicio de valor. Nos empeñamos muy mucho en imponer nuestra visión, lo cual suele llevar a la confrontación y a la cerrazón del otro.

Escuchar y reconocer la verdad del otro, aunque no estemos de acuerdo, se denomina diálogo, diálogo incluyente, es decir, incluimos dentro de nuestro punto de vista, el punto de vista de la persona con la que no estemos de acuerdo. Se trata de reconocer la verdad del otro, de entender como piensa la otra persona y entender qué parte de razón tiene. (independientemente de si estamos de acuerdo o no).
Después al expresar nuestra idea incluimos la verdad del otro como punto de partida, para incluir nuestra afirmación como una parte ampliada. De esta forma nuestra afirmación y punto de vista no se vuelve tan categórico y hacemos partícipe el punto de vista del otro.

Este ejercicio permite entender, respetar y extender nuestro punto de vista, evitando enfrentamientos ante dispares puntos de vista.
Dicho de otra forma. Nadie tiene la verdad absoluta. Siempre hay diferentes puntos de vista, diferentes formas de entender la vida, y experiencias y vivencias personales que marcan nuestra forma de ser, pensar y actuar. Por eso hay que escuchar, pensar, y luego hablar.
Genial, por fin es lunes. Quizás lleves razón.

OP




lunes, 15 de mayo de 2017

EMOCIONES Vs RAZONES


Por fiiiiiiin es lunes. (yn olaf, mae'n Dydd Llun)

Como decía Platón la emoción y la razón son como dos caballos tirando de nosotros en dirección opuesta. Y es que es verdad, a veces se hace harto complicado eso de separar lo emocional de lo racional.

Muchas veces tenemos muy claro que es lo que debemos hacer pero… nuestro corazón nos dice otra cosa y ahí es donde surge el problema. Y ¿cuál es la decisión más acertada?
La respuesta parece fácil aparentemente: la que mayor beneficio nos pueda aportar. Pero debemos tener cuidado con las emociones, por ejemplo, cuando nos enamoramos nuestras emociones toman el mando y tomamos decisiones que, una vez que no estamos enamorados, simplemente no entendemos. Aquella frase de “el amor es ciego” es muy cierta.

Sin embargo las emociones son determinantes en nuestra decisiones racionales. Dicho de otra forma, todos nuestras decisiones son emocionales, luego las justificamos racionalmente pero obedecen a un sentimiento emocional inicial.
La razón es sencilla (bueno no es tan sencilla pero intento explicarlo).
Aunque siempre hemos vinculado nuestros sentimientos y nuestras emociones al corazón lo cierto es que es el cerebro el órgano que dirige y controla todo lo relacionado con las emociones, mientras que el corazón solo refleja, con la aceleración de sus palpitaciones, lo que realmente está ocurriendo “allá arriba”.
Y más concretamente, es el sistema límbico la parte de nuestro cerebro donde se forman nuestras emociones y nuestros sentimientos principalmente, donde almacenamos todos los buenos y malos recuerdos de nuestra vida y el que rige nuestra percepción sensorial entre otras funciones de gran importancia.

Y la emociones se forman de forma automática, basadas en muchos casos en reacciones químicas y señoriales, mientras que el lado racional no es innata, es adquirida. Por eso nuestras emociones predominan siempre sobre nuestra razón.

Por lo tanto, ese dicho de haz caso a tu corazón (que en realidad es tu cerebro el que manda los impulsos al corazón) porque se rige por una lógica innata de tu cerebro. Ante la duda emociones vs. razones, siempre emociones.
Genial, por fin es lunes. Primero corazón, después cabeza.
  
OP